dimecres, 13 d’agost de 2008

Apocalypse in september

El Gran Colisionador de Hadrones es un acelerador colisionador de partículas localizado en el CERN, cerca de Ginebra (en la frontera franco-suiza). El conocido como LHC se diseñó para colisionar haces de protones de 7 Tev de energía, siendo su propósito principal examinar la validez y límites del Modelo Estándar, el que es actualmente el marco teórico de la física de partículas, del cual se conoce su ruptura a niveles de energía altos. El LHC se convertirá en el acelerador de partículas más grande y energético del mundo. (Wikipedia)

Los primeros haces de partículas fueron inyectados el 1 de agosto y el primer intento para hacer circular los haces por toda la trayectoria del colisionador se producirá el 10 de septiembre. Según los científicos Walter Wagner, de EEUU, y Luis Sancho, de España, podría crear un agujero negro que literalmente se tragara al planeta y podría originar una "materia extraña" que convertiría la tierra en una estrella de neutrones sin vida tal y como la conocemos. Según Wagner y Sancho, la combinación de ambos peligros genera una probabilidad del 75% de que el LHC acabe con la Tierra y con el Universo entero. (OJO: DEL 75%). (Entrevista a Luis Sancho)

A mí que destruyan el universo entero... pffff! me la suda bastante, la verdad. A ver si me explico, que ahí no hay buenos ni malos. El universo entero, eh. Digamos que sería la igualdad universal para todos. ¿Que a lo mejor se nos va la mano destruyendo el universo entero? Pues sí, pues sí. Con el sistema solar hubiera sido suficiente.

Pero lo que me molesta son las formas. Si tenían pensado liar un pollo así, lo mínimo que podían hacer es avisar con suficiente antelación. Un mes es muy poco, señores destructores del universo, muy poco. Que sí, que te pilla el mes de agosto en medio, que si tienes que aprovechar los últimos días de tu existencia, mejor que te pille en vacaciones, que lo disfrutas más. Un año y medio, dos años, ahí empezamos a hablar, pero un mes y medio, ES MUY POCO, JODER!

En fin, de todas maneras hay que echarle huevos para denunciar al CERN de disponerse a destruir el universo entero. Porque ahí sólo pueden pasar dos cosas: o se destruye el universo, o no se destruye. En cualquier caso quedas como un absoluto GILIPOLLAS.

5 comentaris:

  1. Interesante pero y el Papa que es representante de Dios no se inmuta con lo cual a lo mejor se trata del fin del mundo. ¡Quien hubiera dicho que el fin del mundo llegaría así! De un modo tan frio y razonable, con una gente en unos laboratorios currando en nómina.

    ResponElimina
  2. joé, nen, a buenas horas me entero. Dice Alicia que mejor, que así nos ahorramos de comprarle la bata del cole al niño, que van muy caras.

    ResponElimina
  3. Esa es la actitud! Ves? Aprende de ella, siempre hay que buscar el lado positivo de las cosas.

    Pues bu, yo siempre he pensado que el fin del mundo tenía que llegar de alguna manera como esa. El Apocalipsis bíblico es muy teatral. Los cristianos creen que el ser humano es el centro del universo y sólo puede tener un final espectacular. Pues no! Ni fuego purificador ni ostias. Engullidos por materia extraña, tócate los huevos!

    ResponElimina
  4. hummm. ¿te parece poco espectacular? espero que pille después del puente de septiembre, por lo menos

    ResponElimina
  5. Hombre, no hay jinetes negros ni juicio final (que a más de un beato se le pondrían por corbata, si así fuera).

    Yo de momento estoy aprovechando para hincharme a comer y a beber. Si luego no se destruye el universo, pues tendré que apuntarme al gimnasio y a alcohólicos anónimos, pero son males menores.

    ResponElimina