dilluns, 27 d’abril de 2009

Sonrisas peligrosas

Bokito es el gorila más famoso del zoo de Rotterdam. En 2007 escapó saltando el foso de 4 metros de agua que le separaba de los visitantes, algo inesperado, ya que los gorilas temen al agua al no saben nadar. Una vez al otro lado la tomó con una visitante en particular. Le dio más de 100 bocados y la dejó con varios huesos rotos.

El origen de esta ira incontrolable lo causó la propia mujer. Le gustaba tanto el gorila que se convirtió en una visitante habitual del zoo. Iba 4 veces por semana a verle y acostumbraba a pegarse al cristal para hacerle muecas. Los gorilas interpretan el contacto visual directo como un signo de agresión, y especialmente las sonrisas.

De hecho la mujer agredida, al ser preguntada por su afición a Bokito dijo "creía que tenía una relación particula con él, cuando yo le sonreía, él me devolvía la sonrisa", sin saber que lo que estaba haciendo era provocarle día tras día hasta volverle loco. En el vídeo se puede ver a la mujer en una de sus visitas.



Tras la fuga y agresión del gorila, una compañia de seguros aprovechó el acontecimiento para publicitarse en el zoo con unas gafas especiales que evitaban el contacto visual.
(Yonkis.com)

dijous, 23 d’abril de 2009

El sueño se ha acabado

Los primeros cristianos fueron perseguidos por el Imperio Romano a causa de su ateísmo, ya que no creían en los únicos dioses aceptados oficialmente. ¿Y acaso creer en Dios no significa ser ateo respecto la concepción de dios que tienen otras religiones?

I just believe in me!