diumenge, 5 d’octubre de 2008

Llega el Íbice Intrépido


El próximo 30 de octubre es la fecha marcada para el lanzamiento de The Intrepid Ibex, la versión 8.10 del sistema operativo libre Ubuntu.

Un buen momento para plantearse la migración del anquilosado sistema desoperativo de Micro$oft al software libre.

Y libre significa eso, libre, en todos los sentidos. Libertad en su acepción más amplia, algo necesario en todos los aspectos de la vida y también en las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, herramienta de la que muchos se quieren hacer valer para cambiar el mundo y tantos otros para controlarlo.

Que el software sea libre significa, sobretodo, que el código sea abierto, no tanto que sea gratuito. Gracias al open source cientos de miles de desarrolladores de software de todo el mundo colaboran en el proceso de creación y mejora de un determinado software, mejorándolo y adaptándolo hasta límites inalcanzables para cualquier corporación (por largos que sean sus tentáculos).

El software nació siendo libre, una herramienta de futuro desarrollada libremente en cooperación a través de las redes. Pero un día algunos buitres carroñeros (de la misma calaña que aquellos que tuvieron la genial idea de cobrar un canon antipiratería o mercadear con el derecho a la vivienda de la gente) pensaron que sería buena idea privatizarlo, cobrar por él y decidir cómo y cuándo debía utilizarlo la gente.

Para aquellos que pensaban que un ordenador sólo podía funcionar si lleva eso que llaman Windows (y por el que pagas una pasta lo quieras o no), el primer paso es hacer una instalación dual, en la que al iniciar el sistema decides si lo haces con Windows o con Linux. Al poco tiempo ya no recordarás cuándo entraste por última vez con el sistema de Microsoft.

Instalar programas es fácil y rápido, ya que todo el programario es libre y accesible desde Internet. Ya no tendrás que elegir más entre desembolsar abusivas cantidades por tu software o caer directamente en la ilegalidad para poder disfrutarlo. Linux es libre y, sobretodo, funciona mucho mejor.

Ubuntu es Linux para seres humanos, fácil y funcional. Pero si quieres un SO superpijo, con muñequitos que se mueven y animaciones superfashion, en vez de utilizar Vista, que sólo tiene eso, utiliza Ubuntu que puede ser así sin dejar de funcionar bien:



Hay muchas webs de ayuda para hacer la instalación y para utilizar este sistema. Y si alguien se anima y necesita un cable, aquí está un servidor para lo que haga falta.

Rompe ya el yugo de Windows. Get Free, Get Ubuntu.

4 comentaris:

  1. ooooooh, siiiiii. déjame caer en la ilegalidad. cómo me gusta delinquir.
    a ver si se lo montan para emular el directx en ferpectas condiciones, porque me parece que hasta entonces...... la libertad no me sirve pa ná (bueno, si, pa mirar el correo)

    besicos ;)

    ResponElimina
  2. Bueno, sí, hago una puntualización a petición de mi colega jordi:

    los que quieran utilizar el ordenador a modo de videoconsola deben saber que el 99,99% de los videojuegos están hechos exclusivamente para Windows y no son código abierto, por lo que muy probablemente no podrán ser utilizados en Linux (a no ser que se puedan emular bien).

    Además deben saber que, como la industria de los videojuegos avanza tan rápido, deberán gastarse cantidades crecientes de dinero en actualizar su máquina con buenas tarjetas gráficas, procesadores cada vez más potentes, ampliaciones de RAM, disco duro...etc.

    Para el resto, lo dicho.

    Gracias.

    ResponElimina
  3. que va, este tiene dos años y aún le quedan 2 mas por delante (por lo menos)

    eso si, tu prueba de echar una partida al command & conquer con el pad ya verás lo que nos reimos :P

    por no hablar de los precios de los juegos de las consolas. ¿se puede piratear la ps3?

    amos, que por dinero no será, hoy por hoy sale más cara una consola new generation que ir renovando el pc (pa los que solo gastamos en el pc y no en el software, claro)

    de ná :P

    ResponElimina
  4. Yo llevo mas de 5 años usando linux. Ahota tengo un Ubuntu, pero he tenido Fedora, Debian, Suse y por el momento puedo hacer lo que me de la gana. A excepción de jugar a esos maravillosos juegos de los que paso en canoa, puedo procesar textos, hojas de cálculo, presentaciones, trabajar en fotografías, visualizar videos, editar vídeos, programar web y muchas cosas mas que ahora no se me ocurren a parte de navegar.
    Y porqué no me he metido en profundidad en linux porque las posibilidades son inacabables, siempre y cuando, eso si, te lo curres y aprendas.

    ResponElimina